Argumentación

Filosofía sintetizadora, Rorty

María Estela GarcíaTorres Cruz

La filosofía consiste en sintetizar más datos, registrar más fenómenos, y por eso se pueden vincular tantos elementos que permite realizar proyectos cada vez más complejos. Al poder elaborar una reunión de muchos elementos: circunstancias, situaciones vitales, fenómenos sociales, complejidad del mundo visión de la naturaleza, la filosofía realiza una suma y esto nos lleva a comprender de una forma más variada, más amplia y por eso nos hacemos mejores personas.

La filosofía podría ayudar a sintetizar más elementos y esto nos permitiría poseer más simpatía hacia otras gentes diferentes a nosotros. La filosofía hace que el juicio se amplíe y por lo tanto, somos capaces de tener mayor tolerancia, y somos incapaces de anatematizar.

Todo esto es posible si filosofamos, que es una acto de amor, e igual que cuando nos enamoramos “nos volvemos seres humanos mayores y mejores: más libres, más abiertos y más capaces de disfrutar… nuestra imaginación se libera”[1].

La filosofía puede ser entendida como amor a la verdad, lo cual nos lleva a la búsqueda de qué es verdad, y una concepción aceptada por muchos años en filosofía, es la correspondencia con la realidad. Pero Rorty dice que siguiendo a los pragmatistas como John Dewey y William James, aceptaron que ésta era una metáfora engañosa. En la idea de los avances de la moral, no se puede sostener que esta sea la vía para acercarse a algo que está predeterminado ¿por quién?, los intereses morales son, dice Rorty: “un proceso de auto-creación: de obtener síntesis dialécticas siempre mayores y mejores, incorporarlas a la imagen que tenemos de nosotros mismos y de esta forma expandirnos”[2].

Para la filosofía pragmatista –señala Rorty- no hay diferencia entre obtener la verdad y obtener la libertad. Obtener cualquiera, hace de la vida humana algo que se expande, que se amplía, que vuelve la vida mejor. De esta forma se ha de “crear seres humanos que puedan imaginar y hacer más”[3].

Rorty define la filosofía como volver a describir las cosas con términos que al imaginar, conviertan las palabras en algo novedoso, esto hará que los seres humanos se vuelvan más complejos.

En filosofía también se utiliza la metáfora y quiere abandonar la idea de que la racionalidad sea un juicio que ya ha sido aprobado, el cual nos permitiría saber qué es correcto hacer. Rorty piensa que los cambios que se dan en las ideas, han hecho posible que imaginemos más. “Rompen la corteza de la convención y liberar energías encerradas”. Es decir, que si al hacer filosofía, también empleamos la imaginación, hay posibilidad de ampliar el horizonte de nuestro entendimiento, lo cual permite que a la vez se abra un amplio espectro imaginativo y eso hace posible vivir de mejor manera, lo cual significa que estaremos abiertos a otras posturas, nos hacemos más humanos, que significa más amorosos, más libres e incluso más capaces de gozar la vida, de sentir alegría, ya que la vida es disfrutable si se vive con menos prejuicios, con menos ideas comunes.

Sabiduría

La filosofía cuando es sabiduría y no racionalidad seca, te invita a pensar, por eso cuando una persona te plantea un punto de vista diferente al tuyo, la filosofía con sabiduría te permite moverte, te hace pensar, te lleva a ser flexible al punto de vista del otro, pero porque la sabiduría que va unida a lo sensible, es una invitación también a pensar con frónesis, y entonces si es capaz de hacerte cambiar su punto de vista.

En cambio cuando se utilizan solo razones aisladas de la vida práctica, razones secas de sentimientos y se impone un supuesto orden o una supuesta verdad general y muy bien argumentada, se pretende imponerse por argumentos, que ya no agregan nada a la verdad, solo repiten y quizá repitan con rigor, pero no es una razón práctica. Entonces se convierte el diálogo en otra cosa, en una imposición y se transforma en un debate, en donde alguien pretende ser el ganador, pero no hay triunfo en esta supuesta ganancia, ya que se aísla y se queda solo y genera sentimientos de discordia y malestar.

La sabiduría filosófica que une lo sensible, con la imaginación, incluso con la utopía pero que considera los sentimientos del otro y entonces está atento al tú, va paulatinamente armando un discurso que es verdadero pensamiento, que mueve y es movido, y entonces si hay diálogo y uniendo sentimientos y experiencia, se van generando ciertos acuerdos que pueden disolver las diferencias, no para igualar, sino para trabajar en donde si hay acuerdos como dice Noddings.

Cuando no se persigue la verdad racional, no se busca quién tiene la razón y quién posee la verdad. Se busca, como Rorty dice, una filosofía práctica, que significa ver qué interpretación consigue la “mejores consecuencias generales”[4].

Para Rorty, habría que hablar más que de certezas, de conversación, la primera tiene su modelo en al ciencia empírica, pero la filosofía no es ciencia exacta, es un diálogo que busca las mejores alternativas para vivir.

Algunos filósofos consideran que la filosofía debe ser investigación y piensan que los que ven la filosofía como conversación, hay que dudar moralmente de ellos. Pero Rorty considera que la filosofía lleva a describir las cosas de forma novedosa, cuando ha intervenido la imaginación en la conversación.

Cuando se es kantiano absolutista, se pide para todos una moral de normas rigurosas. Dewey y Mill, piensan que hay que redescubrir cómo aplicar la moral en el devenir, no significa que no se aplique el criterio moral, significa que hay que estarlo inventado y construyendo; el problema es pensar que ya se tiene el criterio para siempre y también el problema es su falta de flexibilidad.

Hay críticas a la filosofía analítica del rigor conceptual y lógico, porque tanto para Rorty como para Putnam, está lejos de tener importancia en la práctica o en lo espiritual[5].

Rorty hace el señalamiento de que quisiera que veamos a la filosofía más que como un arma revolucionaria de cambio, es bueno verla como un “medio de reconciliación”. Pues siguiendo a Dewey éste quiere reconciliar el pasado con lo nuevo. Pienso que también significa la reconciliación que se establece en un verdadero diálogo donde cada participante está sensible e imagina qué buenas razones tiene el otro para construir posibles acuerdos en donde haya fines prácticos deseables para todos, con sus respectivas diferencias sintetizadas en la medida delo posible. Pero para que haya síntesis de diferencias es necesaria la frónesis cuando interviene también el corazón en buscar al algún perfil de acuerdo.

Por otro lado, para que la filosofía no caiga en el rigor conceptual y logocéntrico, hay que poder mirar en perspectiva, esto supone pensar que hay corrientes que sirven para hacer pensar mejor, otras para aclarar conceptos, otras que nos ayudan a situar mejor nuestro presente, otras para pensarnos como personas humanas, pero cada una, nos puede emancipar o liberar, por ejemplo dice Rorty, Nietzsche y Heidegger son buenos filósofos privados, no los tenemos que querer ver como malos filósofos sociales.

También sería conveniente que la filosofía pueda estar abierta a nuevas posibilidades de pensamiento de lo privado, ya que no hay que privilegiar solo lo social. Si bien es verdad que el ser humano es un ser de comunidad, también -como diría Sartre-, es un ser de carne y hueso. Mi ser singular me duele, a cada uno la pena solo le sucede a él o a ella, igual que la alegría o el que se compre una casa de él depende, o de ella depende un esfuerzo por superar una tragedia, esta mirada de lo singular, debe estar unida o conciliada a las propuestas filosóficas de lo comunitario.

Humanidades

A los que se manejan académicamente pensando que la filosofía es ciencia, rechazan la posibilidad de que la filosofía sea una disciplina de las humanidades. Quieren pensar que la filosofía alcanza el pensamiento del conocimiento objetivo, que tienen mucha similitud con las ciencias naturales. Suponen que las humanidades, por carecer de rigor lógico, no son convenientes para la verdad, que solo se manejan en el nivel de las opiniones, que no tienen que ver con el rigor conceptual de la demostración científica. Casi quisieran estar en el departamento de física de su escuela. Rorty señala que hay que “abandonar de una vez por todas, la idea de poder convertir la filosofía en alguna forma de ciencia exacta”[6].

Por ejemplo, si pensáramos que solo la filosofía racionalista es la que tiene más validez, ¿qué podríamos hacer con el feminismo, que posee un estatus de conocimiento a nivel de lo práctico, y que su saber se ha desarrollado a través de lo experiencial, de la práctica de la tradición de las mujeres, de los diálogos compartidos entre grupos de mujeres y de los relatos que escriben en sus diarios o en novelas? ¿Tendríamos que bajarle de estatus epistémico?

¿Qué haríamos con la filosofía de Kierkegaard que habla del concreto singular y que para él la verdad está en cómo se vive honestamente, y no en cómo se define la verdad del hombre? Entonces, ¿declararemos que no es filosofía?

Los mitos y los ritos de los seres humanos que convergen en una situación determinada, para provocar un símbolo compartido, como no posee lógica demostrable, ¿la quitamos de la sabiduría filosófica de un pueblo? De alguna manera los símbolos de las tradiciones producen verdades, desde luego no con rigor lógico y argumentativo, pero producen una filosofía práctica. De esta manera hay que aceptar que filosofía es amor a la sabiduría que esta se construye con amor, con sentimientos con experiencia, uniendo a la imaginación y la intuición, a la cual podemos sumar el pensamiento crítico y algunos argumentos.

No se trata de quitarle validez a una forma de hacer filosofía o a varias maneras de producir novedad en el pensamiento, solo porque no posee rigor científico, considero que mejor es sumar perspectivas para ver con mayor amplitud y claridad.

La filosofía dice Rorty no es el giro rápido en la argumentación, tampoco consiste en tener una “cabeza rápida”, ni tener una formación erudita[7].

El problema con hacer de la filosofía una ciencia, es que, -dice Rorty- se pretende construir ladrillos de conocimiento y una vez fraguado éste, ya no hay manera de cambiarlo, pienso que es como si construyéramos verdades asfaltadas.

Dice Rorty que para el conocimiento humano, poco importa este edificio de ladrillos que se ha construido en el conocimiento. El fin que realmente importa es transformar al individuo singular, como hubiese dicho Kierkegaard. Hay conocimiento que no está vuelto hacia el interior, y este conocimiento no importa según la interpretación de Kierkegaard, pues se convierte en conocimiento accidental[8].

Desde luego pudiera aceptarse que en el campo de las humanidades, no todo el mundo buscaría transformar al individuo. Sin embargo, dice Rorty que en el campo de las humanidades, si es también importante la reflexión que se refiere a la existencia. Considero que entonces, es cuestión de volver a sintetizar o a sumar las posibles miradas, que confluyen en la idea de ser humano o de vida buena o de vivir mejor, y cada interpretación ofrece su aproximación a este modo de vida.

Estos relatos sobre la existencia humana singular, contribuyen a la historia del espíritu, y son dice Rorty, los relatos que nos hablan cómo el hombre (y la mujer) se ha transformado en el pasado[9].

Lo que significa que este relato es valioso, porque es la forma en que los seres humanos han entendido cómo pueden describirse a sí mismos de forma novedosa para transformarse. “Cuando uno cambia de profesión, de conyugue, de amante o de religión, uno no pide certeza ni consenso acerca de si es correcta la decisión que ha tomado”[10].

Solo la filosofía analítica en su pretensión errada de volverse verdad, quisiera que la búsqueda de la verdad, no hubiese que revisarla ni que ésta cambie con el tiempo. No hay concentos que sean fijos, si es que construimos sabiduría. Los significados de lo que usamos cuando le tenemos amor a la sabiduría, no se describen como se hace en las ciencias, si llevamos a cabo un saber, éste va cambiando, este va formándose con el diálogo y con los saberes del grupo que dialoga. O se gesta en el interior del corazón del individuo, que reflexiona con sabiduría.

Cuando hay cambios, es difícil hablar con sabiduría, porque ésta tiene que estar creando nuevos saberes de manera novedosa e imaginativa. Tiene que usar sensibilidad y experiencia y compromiso con la verdad, para que funcione como sintetizadora de las varias perspectivas que están construyendo el saber.

Esto no quiere decir, dice Rorty que él sea de los partidarios del fin de la filosofía, lo que él realmente espera, es “que termine los intentos de la filosofía al camino seguro de una ciencia exacta”[11].

Rorty piensa que la filosofía ha vuelto a un cause hegeliano y romántico. Esto supongo que la convertiría en sabiduría, es decir, pienso que podemos entender por sabiduría: cuando sumamos nuestras facultades para entender un fenómeno o una situación vital, o lo que nos rodea, si para entenderlo empleamos la reflexión, unida a los sentimientos, o el corazón que piensa o cuando sumamos imaginación y pensamiento, y atendemos al cuerpo e imaginamos también un concepto.

Pragmatismo y amor a la sabiduría

Para Rorty, el amor a la verdad es el amor a la conversación, la conversación es posible cuando los desacuerdos te tratan de transformar. Si la conversación transita sabiamente, se trata de ir trazando hilos que unen y que en su fino tejer, van uniendo impulsos, sueños, convicciones y que cuando no hay acuerdo, no se trata de imponer uno al otro con razones bien acabadas, sino que interviniendo los sentimientos, se elabora un tejido amistoso, que ve en plural y deconstruyendo las diferencias, porque quizá, encontremos que el amor que nos une, es más importante para construir novedades.

La conversación -piensa Rorty- que nos permite buscar qué podemos hacer. Como aparecen múltiples perspectivas en las conversaciones, se trata de ver cuáles nos pueden llevar a realizar uno de los propósitos humanos.

Rorty cree que la sabiduría nos llevará a afrontar con valor no inhóspito. Pienso que también es la valentía para crear novedad, arriesgándome a imaginar una solución. También tiene que ver con la pasión por la verdad, que me lleva a arriesgar una idea que pueda servir para resolver problemas o dolores humanos. También es aceptar lo que me dice el cuerpo o lo que me indican los sentimientos, aunque el consenso no lo admita.

Filosofar pienso que es un acto múltiple, que se enfoca desde la pluralidad de las inteligencias, que lleva a comprender algo por intuición, que es una facultad humana que capta la certeza de una situación o que nos da la verdad por las conexiones que tiene el corazón, de recibir un dato a través de su cerebro interno.

O debemos aceptar que reflexionar con sabiduría también es admitir que mi cuerpo habla, así pensaba Spinoza, dice que “cuanto más activo está el cuerpo, más penetrante resulta la mente. La actividad corporal, la interacción del cuerpo con muchas cosas distintas, es necesaria para que la mente ascienda a Dios”[12]. Por eso se puede entender por Dios la interrelación múltiple de todas las cosas que entran en juego en la comprensión de una verdad de este momento.

Si como los poetas románticos hiciéramos filosofía, según Rorty, podría convertirse el saber en una “lámpara en lugar de espejo”[13].

Los que quieren construir el saber filosófico en ciencia, tienen una obsesión por el conocimiento de la física matemática. Pero eso tiene que ser superado, rencontrando el significado de filosofía en su amor por la sabiduría, que es un saber complejo, plural, a veces metafórico, a veces conceptual, a veces utópico, a veces requiere frónesis.

La descripción del mundo dice Rorty, no es aplicable cuando se está en el ámbito de la moral o de la poesía.

Si la sabiduría es la posibilidad de encontrar acuerdos, o de sintetizar saberes, o de llegar a la comprensión novedosa de lo social, o de la vida humana, entonces quizá, se esté hablando de una nueva racionalidad sabia o de una racionalidad práctica. Pero me gusta más de un saber prudente o de una sabiduría holística.

El ideal filosófico en términos de Rorty, consistiría en que en una sociedad la gente fuese lo más imaginativa posible y estuviese dispuesta a conversar con los otros, para ver en qué consiste el discurso del otro, interesarse por él, dialogar para aclarar diferencias, y esto entonces, pueda abarcar una unidad de la humanidad. Incluso habría que tratar de compartir el entendimiento y “tolerar la diferencia privada y promover la diversidad de opiniones”[14].

Sin embargo, una cualidad que espera Rorty de la filosofía, es que cada uno/a sea fiel a sí mismo/a. El señala que el amor a la verdad, solamente quiere decir, que uno es fiel a sí mismo, que es sincero y honesto en su decir y en el modo de comprender las cosas, esas son virtudes, pero esto no significa que el que es fiel a sí mismo/a, sea poseedor de toda la verdad.

Por supuesto que ser fiel a sí mismo es una virtud como la que tuvieron Kierkegaard o Nietzsche, ya que se atrevieron a mantenerse en su postura, de defender sus ideas o a la verdad como ellos la veían, en momentos en que los demás consideraban que estaban locos.

A veces la capacidad de diálogo y aferrarse a la verdad pueden llegar a estar en conflicto. Pero por eso la filosofía te hace sabio/a, es decir, te permite buscar el equilibrio. Esto significa también que cuando escuchamos al otro y ambos somos sensibles, pienso, que esta virtud (del diálogo sensible), puede hacernos comprender, porque hemos de empezar a pensar, a ver, ¿qué quiere decir, será posible que su verdad nos ayude, será posible ponerme en su lugar?  Hay que tener la capacidad -dice Rorty- de reconocer que nuestras propias ideas, han sido desbancadas, yo preferiría decir que hemos logrado sintetizar las diferentes formas de concebir un hecho, un dato, un fenómeno, una situación humana. Ya que si decimos desbancadas, quiere decir que enfrentamos una lucha, donde alguien me golpeó tanto, que fui derrotada. Y la sabiduría no es lucha, es diálogo, y el diálogo es apertura.

Rorty señala que la sabiduría es un esfuerzo, pero la sabiduría no es fácil de obtener. Sabio señala Rorty es aquel que posee una gran originalidad, pero que está unida a una gran tolerancia[15].

En filosofía se trata de inventar nuevos juegos metafóricos así como lo hizo Platón o Hegel en las palabras idea o concepto que ellos inventaron. Por eso filosofía también es invención e imaginación. Por eso filosofía puede ser razón poética. Rorty señala que también debe usarse el pensamiento para ampliar nuestras capacidades de intuición[16].

Filosofía en términos de Deleuze y Guattari

Quizá quepa entender por filosofía como Deleuze y Guattari entenderían, como hacerse cargo del bienestar de los seres humanos. Muchos se dicen buscadores de ésta, por ejemplo el diseñador que nos viste, el médico que cura; esta era la idea de Platón en la política.

Dice María Carmín[17] sobre los autores citados que “yo soy el verdadero filósofo/a, yo soy el amigo/a de la filosofía”, en tal caso, no hay que esperar a que un gran tratado, venga en mi ayuda para filosofar, si somos amigos de la sabiduría, con eso bastará para que encuentre un buen modo de pensamiento filosófico, es decir, autoreflexivo, creativo, imaginativo.

La filosofía que hace el uso griego de ésta, tendría que aportar algo a la función de la buena ciudad: Es decir, -como señala María Carmín- se trata de formar sociedades en donde haya amigos o sea, personas iguales. Y en esta sociedad encontraremos también rivales, y por eso es necesaria la dialéctica, lo cual facilita el diálogo, incluso entre los amantes, pues ahí también es necesario el diálogo, y el diálogo es la condición de la filosofía, solo que el diálogo no se construye exclusivamente por racionalidad.

Por ejemplo crear conceptos es el objeto de la filosofía, y si creamos conceptos debe transcurrir el discurso filosófico a través de los sentimientos, la creación es obra de la imaginación, así que tendremos que imaginar razonando que es parte del trabajo del diálogo.

Lo sensible no pertenece únicamente al ámbito de las artes, también la filosofía dicen Deleuze y Guatari, tiene mucho de sensibilidad, por eso tanto el arte como la filosofía, nos han de ayudar a crear entidades espirituales. Así que, cabe preguntar: ¿qué hacemos cuando hacemos filosofía? No solamente razonamos, sino que unimos la razón con lo sensible, para que la filosofía sea también un elemento que contribuya a la realización de lo espiritual.

Si hemos de quedarnos con un edificio solo conceptual en el ámbito filosófico, entonces hagamos solo argumentos sólidos y válidos. Pero la construcción filosófica, es algo que contribuye tanto a pensar bien, pero este pensamiento tiene que ser prudente, entonces ha de unirse con el corazón.

Argumentar

Ahora bien, por otro lado quien entienda que filosofía solo es argumentación ha de entender que argumentar tiene que ver con defender ideas que  se escriben con razones, las cuales fundamentan una postura. Cuando se razona se pretende influir a las personas con determinadas tesis. La tesis del argumento es una postura que sostiene el que escribe. El argumento es una prueba o una razón para justificar un concepto o tema o tesis. Su principal característica es la coherencia y la consistencia. Por consistencia y coherencia se entiende que la conclusión se derive de las premisas.

Otro aspecto que se busca en la argumentación es que no haya contradicción entre los enunciados que se utilizan en las premisas de un argumento.

No podría usarse en la argumentación un mito de una tradición ni pude utilizarse por ejemplo una quimera o una ilusión. La argumentación intenta demostrar, convencer y cambiar ideas. El desarrollo de la argumentación se presenta a partir de pruebas, o también se le denominan inferencias, y se utilizan para apoyar una tesis o también la pueden refutar.

En la argumentación se pueden emplear definiciones que se utiliza cuando se quiere aclarar los conceptos. También se usa la definición de los conceptos si se quiere demostrar que la tesis que está utilizando alguien tiene validez.

A veces se utiliza la analogía, que consiste en dar ejemplos similares, ya que de esa manera se ilustra lo que se quiere explicar de forma más comprensible.

Para argumentar también se utiliza citas de textos que tienen validez científica o filosófica, ya que por medio de estas citas se da autenticidad a las tesis empleadas.

Otra forma de argumentar es dar varios argumentos en serie, así se refuerza un tema o una tesis cuando con varios argumentos en serie, se quiere dar fuerza  a la tesis que se está manejando. En otras ocasiones también se emplean ejemplos que pueden venir a apoyar lo que se quiere demostrar.

La interrogación es una problematización que se emplea en filosofía, para provocar el pensamiento o poner en duda un argumento, y entonces el que sostiene una tesis tiene que probar aquello que sabe. Existen argumentos de hechos y estos corresponden a lo que se observa, principalmente los aportan las ciencias exactas[18].

a)   Materiales de apoyo:

Referencia:

Revista observaciones filosóficas

Seminario de Actualización en Teoría Sociológica: Jürgen Habermas.

Notas de Antonio Berthier durante el Seminario de Actualización en Teoría Sociológica: Anthony Giddens, Jürgen Habermas y Niklas Luhmann

http://www.observacionesfilosoficas.net/jurgenhabermas.html

Lee el texto sobre Habermas y escribe un breve ensayo sobre la teoría de la verdad en ciencias sociales. Explica por qué los hechos práctico-morales son susceptibles de verdad según Habermas.

Explica en qué reside su validez argumentativa

Lee el siguiente artículo:

http://www.elseminario.com.ar/biblioteca/Binet_Psicologia_razonamiento.htm

Explica por qué según Stuart Mill hay razonamientos futiles

Por qué dice que sabemos algo no por un silogismo, sino por hechos numerosos que son las verdaderas premisas del razonamiento y que la premisa debe agregar algo

Pensamiento crítico

El pensamiento crítico según Alejandro Herrera se propone examinar estructuras de los razonamientos sobre cuestiones de la vida diaria con dos vertientes una analítica y otra evaluativa. Intenta ir más allá del aspecto mecánico  de la lógica.

El pensamiento crítico no se propone como una idea demoledora sino que es un pensamiento reflexivo que fundamenta las afirmaciones En palabras de Vincent Ryan Ruggiero, “nos ayuda a interpretar ideas complejas, a evaluar las evidencias a favor de un argumento, y a distinguir entre lo razonable y lo no razonable”[19].

Según Robert Ennis (1989), define “pensamiento critico” como un pensamiento reflexivo y razonable que se centra en que la persona  pueda decidir. Es reflexivo porque analiza resultados, situaciones en las que se encuentra el propio sujeto. Ennis rescata que el pensamiento crítico es evaluativo, y que al decidir qué creer o hacer implica un juicio de valor de las acciones y situaciones que presentan. Dice que el pensamiento crítico incluye tanto la resolución de problemas como la toma de decisiones, ya que el pensamiento crítico se evidencia en la resolución de situaciones problemáticas[20].

“Las dimensiones estudiadas, nos previenen de que no se puede comprender el pensamiento en términos puramente racionales. El pensamiento va más allá de las ideas e intereses del individuo. El pensamiento está condicionado en su forma y contenido por factores emocionales, sociales, políticos, culturales, etc, que lo hacen más efectivo. El aprender a pensar requiere del desarrollo de actitudes, conceptos, destrezas que lo hagan eficaz y pertinente” Avita Alejos Camargo

Materiales de apoyo

Lee los siguientes artículos:

http://www.eduteka.org/modulos/6/126/757/1

http://www.filosoficas.unam.mx/~Modus/MP2/mp2alex.htm

Pensamiento crítico en Nel Noddings

Se entiende el pensamiento crítico como el juicio autorregulado, que da como resultado interpretación, análisis, evaluación e inferencia.

También se entiende como la explicación de evidencias tantos contextuales como conceptuales y metodológicas.

El pensamiento crítico guía la investigación y un instrumento fundamental para que el pensamiento esté inventando. Por eso, pensar críticamente será muy importante en la educación, ya que éste realmente constituye una fuerza de liberación en la escuela. Pues significa un poder en la vida personal y cívica de cada uno, ya que nos ayuda a penetrar en el fondo de los fenómenos, nos ayuda a entender mejor las situaciones. Pensar críticamente en verdad, significa una nueva forma de adquirir conceptos que nos hagan ver con mayor amplitud o con mayor claridad una situación compleja o difícil.

El pensamiento crítico en la noción de Noddings, no es sinónimo de buen pensamiento, sino que es un fenómeno humano penetrante que permite que la persona si se ha equivocado rectifique, si no sabe qué camino tomar en una encrucijada de su vida, reflexione. Y posiblemente tenga que tomar en cuenta o las circunstancias, o los sentimientos de los que están a su alrededor. O su propia verdad íntima. Por eso es que con razón pura, un individuo no podría tomar una buena decisión, ya que en ocasiones intervienen los sentimientos o la circunstancia por la que atraviesa la otra persona, y una simple fórmula de p entonces q, no toma en cuenta la situación personal, ni la convicción del corazón ni los sentimientos por los que atraviesa la otra persona a la que tenemos que tomar en cuenta, para decidir una alternativa más prudente o llevada a cabo por frónesis.

Señala Noddings que el pensador crítico es habitualmente una persona bien informada, es flexible, justa, si la situación exige por ejemplo que el individuo evalúe con honestidad, cuando confronta sus juicios personales. También esta persona usa prudentemente sus pensamientos. Es una persona flexible,  ya que incluso se podría retractar si cometió una imprudencia o un error.

El pensador crítico es una persona que tiene claro el panorama que está juzgando, es ordenada frente a situaciones complejas y Siempre está dispuesta a preguntar en cada caso cuáles son los problemas y cuál es la situación.

Actividades de aprendizaje

Después de leer los artículos arriba señalados

Contesta las siguientes preguntas:

1 ¿Por qué se dice que el pensamiento crítico es un juicio autorregulado?

2 ¿El pensamiento crítico te lleva a la investigación?

3 ¿El pensamiento crítico te hace libre, por qué?

4 Enumera las destrezas intelectuales del pensamiento crítico

La metáfora ¿cómo va a ponerse en silogismo?

¿La razón poética se puede o no traducir a inferencias?

Contesta en equipo lo siguiente una vez que hayas leído todos los materiales leídos arriba señalados:

¿Cómo hacer de la filosofía un pensamiento creativo, si la lógica lo somete a fórmulas rígidas, en donde la conclusión no agrega nada al contenido de las premisas. Y además hay que resolver problemas y la lógica puede ayudar a pensar bien, pero no resuelve problemas?

Escribe un ensayo en equipo en donde expresen su concepción de filosofía del significado de verdad y de la noción de diálogo en referencia a la argumentación o al pensamiento creativo o al pensamiento crítico y en relación al primer artículo que aparece en esta unidad de Rorty.

Sugerencias de evaluación:

Establece un diálogo en tu equipo de un tema de interés de todos, que implique que cada uno de los integrantes del equipo apoye su tesis con buen pensamiento crítico. Pueden ser de los grandes temas que ha tratado la filosofía desde Platón, como el tema del amor, el de la amistad, el de la virtud, la buena ciudad, la muerte, la inmortalidad del alma, la verdad.

Cada integrante tiene que exponer su tesis sobre el tema por escrito, en una cuartilla. Los que estén de acuerdo y los que no dirán cada uno por qué comparte o rechaza las tesis del otro/a.

Para que el diálogo sea filosófico tendrá que ser profundo. Los participantes tendrán que ser capaces de escucharse unos a otros. Tienen que demostrar flexibilidad y ser capaces de hacer un esfuerzo creativo de síntesis de posturas diferentes, tratando de llegar a soluciones creativas, pragmáticas que puedan resolver problemáticas humanas.

El acuerdo de todos puede ser parcial y por lo menos han de ponerse de acuerdo en una alternativa existencial que pueda llevar a la calidad de vida.

Es decir, hay que dar cuenta de que la filosofía puede ayudarte a hacer un esfuerzo de sabiduría en el sentido ético o de sensibilidad para comprender al otro, y lograr algunos acuerdos para una acción en común, que resuelva algún problema existencial o de una comunidad o de la familia.

Bibliografía:

Richard Rorty, Filosofía y futuro, ed. Gedisa, Barcelona, 2008


[1] Richard Rorty, Filosofía y futuro, ed. Gedisa, Barcelona, 2008, p. 10

[2] Óp. Cit. P. 10

[3] Óp. Cit. P. 11

[4] Rorty, Filosofía y futuro, P. 12

[5] Cf. Rorty, Filosofía y futuro, P. 22

[6] Óp. Cit. Rorty, p. 56

[7] Cf. Óp. Cit. P. 61

[8] Cf. Óp. cit. Rorty, p. 66

[9] Cf. Ibid. P. 67

[10] Óp. Cit. Rorty. P. 69

[11] Op. Cit. Rorty. P. 73

[12] Op. Cit. Rorty, p. 105

[13] Op. Cit. Rorty. P. 107

[14] Op. Cit.  Rorty, p. 117

[15] Cf. Rorty, op. Cit, p. 118

[16] Ibid. P. 166

[18] Cf. Argumentación, Lourdes Domenech y Ana Romero, Bachillerato Barcelona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s